hit counter script .comment-link {margin-left:.6em;}

16 diciembre 2011

Subvenciones a emprendedores en Catalunya. Un palo + en la rueda de la ineficacia.

 



(Imagen: < exit, por Seb Joguet, en Flickr) ...o un estudio de caso de cómo recibir una ayuda del Estado para emprendedores y, sin mención previa alguna, tener que pagar el 50% de la misma en impuestos un año después, por pésima gestión de la información del organismo responsable, de ACC1Ó, de la Generalitat de Catalunya.

Hace pocos meses, un reconocido emprendedor catalán me dijo en forma privada estas palabras casi textuales: "Olvidate de la Administración, no cuentes con ellos, te darán más problemas que soluciones, sólo sirven para retrasar los proyectos y consumir tu energía en sus pautas y ritmos burocráticos, por 5000 euros que te puedan subvencionar. Emprende sin tenerlos en cuenta, haz como si no existieran. Vete al sector privado desde el inicio." 

En el capítulo 5 de mi libro Geekonomía, profundizo sobre la hipocresía del discurso público a favor de los emprendedores en España y las nulas acciones oficiales que sean eficientes, productivas y que verdaderamente redunden en mejores posibilidades de tirar adelante los proyectos. Que tome nota el próximo gobierno de Mariano Rajoy. A pesar de que las Pymes y los nuevos emprendedores deberían ser los que tiren para abajo las cifras del paro, España es, para los pequeños emprendedores, un entorno voluntarista, burocrático e ineficiente. Requiere de un esfuerzo mucho mayor de sus actores estratégicos para no perder aún mayor competitividad. En Geekonomía, "El dulce discurso de la I+D+I. Entornos significativos o voluntarismo" refiere a la enorme diferencia entre el mensaje de los políticos y la burocracia institucional a favor de la emprendeduría y las escasas acciones e incapacidad por parte de la administración de convertir dicho discurso en hechos reales de relevancia, más allá de mensajes positivos hacia la opinión pública. 





En esa línea y como emprendedor, les expondré un estudio de caso que, por ineficacia en la gestión de ACC1Ó, Generalitat de Catalunya me está afectando gravemente en primera persona.

En junio de 2008 el proyecto de I+D+i CampusMovil.net -bajo mi dirección general- recibió la ayuda de 8.893 euros de parte del Programa Capital Gènesi (CIDEM) de la Generalitat de Catalunya (GEN8-1-0003), en concepto de Ajuts per analitzar la viabilitat empresarial d'un projecte de base tecnològica, y a los efectos de poner en marcha el proyecto. Dado que el equipo del proyecto de investigación aún no se había constituido como Sociedad Limitada (se hizo posteriormente en enero de 2009), y -en mi condición de emprendedor principal - la ayuda fue recibida a mi nombre. Sin embargo, esto significó CERO ingresos extras para mi persona, sino que el 100% de la subvención fue derivado a financiar la puesta en marcha del proyecto y a pagar facturas de colaboración externa, como bien exigía la ayuda.

Sin embargo, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, Ejercicio 2009, la Hacienda Española me exige el pago de 3773 euros por dicha subvención, que con intereses por mi reclamación expuesta (providencia de apremio), al 1 de diciembre de 2011 se elevan a 4527 euros, o sea que HACIENDA ME EXIGE UN 50% DE LA AYUDA RECIBIDA.

A pesar de que el sentido común y la lógica económica indicaría que no debería imputarme dicha percepción de ingresos como propia, ya que la ayuda fue destinada 100% a pagar servicios externos (y en consecuencia no recibí ni 1 euro a título personal), hoy debo hacer frente a esa reclamación de Rentas. Más grave es cuando el importe reclamado es casi el 50% de la ayuda recibida.

He solicitado a la Generalitat de Catalunya colaboración para buscar la manera de no tener que responder ante Hacienda con el 50% en concepto de impuestos de la ayuda recibida u otro tipo de colaboración a nivel de gestión para enfrentar lo que considero un agravio impositivo. Con fecha 11 de octubre de 2011, me ha respondido Francesc Matas Prat, Gerente de Gestión de Incentivos de ACCIO, que, sin realizar colaboración significativa alguna, se limita a describir los hechos. Hoy, 16 de diciembre de 2011 me responde Begoña Perdiguero Ginabreda, Cap del Programa Start Up Catalonia: "La verdad es que sentimos mucho la situación que se ha generado y que por supuesto no esperábamos en ningún caso, pero lamentándolo mucho, no podemos ofrecerte ninguna solución en la línea que nos pedías, que se juega en un ámbito diferente al de ACC1Ó (...) Esperamos que puedas resolver las dificultades que han surgido." La única manera de "resolver las dificultades que han surgido", es pagar de mi bolsillo a Hacienda el equivalente al 50 % de la ayuda recibida. No hay otra solución.

El caso más grave es que, en el momento de recibir la subvención- ningún profesional o gestor del Programa Capital Gènesi (CIDEM) de la Generalitat de Catalunya me informó sobre las altas quitas impositivas que corresponderían a esta ayuda. No lo hizo Cristina Fabián, ni María Jesús García i Portillo, ni Begoña Perdiguero, los gestores encargados de certificar la validez de las facturas y seguir toda la gestión de la subvención. No lo han hecho de manera informal ni de manera oficial a través de las decenas de correos electrónicos que he recibido en 2008 y 2009, mientras se gestionaba la ayuda.

Seguiré reclamando públicamente por lo que considero un despropósito administrativo y fiscal. Si es necesario llegaré hasta el Tribunal Económico Administrativo. También lo haré ante la opinión pública. Me ha pasado a mi, pero sirve de experiencia a otros emprendores en Catalunya y el resto del Estado español. Mientras, deberé pagar a Hacienda. Si no lo hago, ya me han advertido que esta deuda se incrementará significativamente en los próximos meses, hasta llegar al embargo de bienes.

Como bien señala Xavier Roig en La dictadura de la incompetència (2008), ¿por qué dejar que funcionarios sin experiencia empresarial ni valor añadido curricular sean quienes controlen un enorme volumen de capital público y decidan dónde invertir y dónde no, escudándose en el supuesto interés común? Roig afirma con gran atino que los empresarios y empleados del sector privado viven adaptándose a un mundo competitivo que cambia constantemente y exige una formación permanente, viviendo en carne propia el éxito y el fracaso o ambos a la vez. El funcionariado público no sigue esas exigentes reglas de mercado y es inmune a las crisis, los cambios y a la competencia. Sin embargo es el que decide a quién se financia y a quién no, administrando el dinero de todos los ciudadanos.

Reitero el consejo. Haz como hacen los emprendedores en Silicon Valley. Olvidate de la Administración y de los políticos pro-emprendedores. Trabaja por tus ideas y haz de cuenta que no existen.

Dr Hugo Pardo Kuklinski
CEO y Fundador Funky Mobile Ideas SL / CampusMovil.net
NIF: 48035525W


 

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Comments:

Blogger Subjetividad Liberada said...

En España tiene lugar desde hace años una administración neoliberal plena. Es prácticamente obvio que no hay ni va a haber incentivos para el desarollo de la industria local. En un modelo neoliberal la función del Estado es arbitrar los medios para que la valorización del Capital sea financiera y no productiva. Es, además, fundamental que el nivel de desocupación sea muy alto. Según la concepción de esta gente no es el Trabajo lo que produce la riqueza sino el movimiento del dinero.

Incentivos reales a la industria son los que tienen lugar en los gobiernos democráticos de varios países latinoamericanos como Bolivia, Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay...

diciembre 21, 2011

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home