hit counter script .comment-link {margin-left:.6em;}

08 diciembre 2011

Cine de ciencia ficción 2011: Mucho ruido y pocas nueces.

...

Estamos en diciembre y es la hora de balances... Este año tuvimos la suerte de ver unas cuantas películas de ciencia ficción, cada una de las cuales nos dejó algo para comentar, disfrutar y recordar. Creo que no hubo ninguna gran película, de esas dejan una marca indeleble en los libros de historia del género, pero quizás la cantidad de novedades suplió la falta de una indiscutible carta ganadora. Pasemos revista, o mejor, pasemos pantallas...


Código fuente: En esta historia sobre saltos en el tiempo -más que saltos, en realidad se trata de un loop temporal- suenan los ecos de Déjà Vu (2006). El viaje en el tiempo para poder cambiar el pasado es un tópico clásico de la ciencia ficción, no sólo en la pantalla grande. Recuerdo un cómic de la EC de los años 1950 donde un científico viaja al pasado para salvar la vida de sus padres, quienes viajaban con su bebé (el mismo científico) en el Titanic. El viajero del tiempo entra en la cabina del Capitán y lo obliga a cambiar de ruta... llevando la nave a colisionar con el iceberg. Código fuente no aporta mucho a este imaginario pero puede ser vista un domingo por la tarde si no hay nada bueno en Canal+.


X-Men: Primera generación: No entré muy convencido en el cine para ver esta prequel dirigida por Matthew Vaughn. Y sin embargo... al igual que el prequel de Star Trek (2009) de J. J. Abrams este relato sobre el origen de los X-Men es quizás uno de los mejores productos de la saga. La historia se cruza con la crisis de los misiles con Cuba, introduciendo un ulterior nivel político de lectura a la película. A pesar de esto, todavía sigo sin entender qué pinta January Jones -la esposa de Don Draper en Mad Men- en medio de los mutantes.


Cowboys y Aliens: El crossover intergéneros del año, realimentado por el crossover entre Harrison Ford y Daniel Craig. La mezcla entre western y alienígenas podría haber terminado muy mal, pero salvaron los papeles y me terminó divirtiendo más que Valor de Ley (True Grit). O sea: otra peli para pasar el rato, en este caso para ver el sábado por la tarde si llueve. A diferencia de January Jones en X-Men, aquí la presencia Olivia Wilde (House) desentona un poco menos.


El origen del planeta de los simios: Quizás lo mejor del año. Un prequel que dignamente fija las bases de la historia que vendrá y actualiza el imaginario antropoide a las problemáticas actuales (como la insaciable voracidad capitalista de los laboratorios). Los reconstrucción digital del sucesor del Homo Sapiens sobre la Tierra es otro de los puntos de fuerza de esta película de Rupert Wyatt. No descartemos una continuación.


Battle Los Angeles: Un remix entre La Guerra de los Mundos y Salvar al soldado Ryan, con la diferencia de que Jonathan Liebesman no es Steven Spielberg. La peli es un clip rapídisimo, adrenalínico, belicoso y sin mayores pretenciones, enésimo ejemplo de videojuego llevado a la pantalla grande. Ideal para ver antes de entrar en combate en Irak, Afghanistán o donde el Pentágono indique.


The Thing: Otro prequel interesante pero que, por momentos, se convierte en remake. Los hechos acaecidos en la base antártica de Noruega -el descubrimiento de una nave alienígena y el descongelamiento de su tripulante- son narrados en detalle pero por una buena parte del film nos parece estar viendo escenas de la mítica e insuperable La Cosa de John Carpenter (1982). A esto me refería antes con películas que dejan su huella: La Cosa de Carpenter fue uno de los platos fuertes del 1982, un año que quedó marcado a fuego en la historia de la ciencia ficción (Blade Runner, E.T. El extraterrestre, Tron, etc.). Volviendo al prequel del 2011, esta nueva versión incluye un genial guiño en la última escena -que llega después de los primeros créditos- y se expande en la web con un vídeo en YouTube para asustar a los amigos.


Contagio: Una pregunta: ¿Puede una película donde actúan Matt Damon, Kate Winslet, Jude Law, Laurence Fishburne y unas cuantas estrellas más ser aburrida? Sí, si la dirige Steven Soderbergh. La película tiene un estilo documental y sigue, a través de una agotadora secuencia de flashes, la vida de unas cuantas personas durante la rápida expansión de un mortal virus. Quizás en el papel la historia no sonaba tan mal, pero al final todo se reduce a un bombardeo de escenas y un pasaje más que superficial por las vivencias de los personajes. Creo que cualquier episodio de la cada vez más floja The Walking Dead profundiza más en la psique de los sobrevivientes que esta peli. En breve: para mi fue una de las grandes desilusiones de la temporada.


Apollo 18: otra obra de ciencia ficción con estética de documental, aunque la NASA pinchó el globo y no tardó en avisar que "no se trata de un documental". Lástima. La película propone un relato interesante a partir de imágenes registradas durante la última misión a la Luna, dando una vuelta de tuerca a las teorías conspiracionistas (los Estados Unidos no sólo fueron a la Luna, sino que realizaron misiones secretas a nuestro satélite). Mezcla de Alien con The Blair Witch Project y Apollo 13, este largometraje es por momentos repetitivo pero no deja de ser una buena diversión para una noche aburrida, digamos después del partido del Barça.


Super 8: Sin dudas la gran apuesta de Hollywood de este año, bajo el paraguas dorado de J. J. Abrams y S. Spielberg. No me desilusionó. Si Spielberg tuvo la oportunidad de revisitar las películas que lo habían deleitado en su juventud (la saga de Indiana Jones es un retorno a su pasado como espectador), ahora le toca el turno a la nueva generación revisitar sus propios mitos cinematográficos, comenzando por E.T.. J. J. Abrams es decididamente un maestro a la hora de retomar historias clásicas, expandirlas -ya lo demostró en Star Trek- o directamente darles una fuerte vuelta de tuerca. Tal es el caso de Super 8. La historia incluyó algunos contenidos extra transmediáticos, por ejemplo el cómic, que los lectores pueden completar con sus propias imágenes y enviar a un concurso. Lo importante, como en E.T., no es tanto el alienígena en sí mismo sino las relaciones interpersonales en esa edad donde aparece el acné y las hormonas comienzan a hacer su trabajo.

Como ya dije, este ha sido un año de muchas películas pero ninguna realmente demoledora. Me sorprendió la poca producción de contenidos transmediáticos en un género que se presta mucho para las expansiones narrativas, pero proyectos como El Cosmonauta seguramente cubrirán con amplitud esta necesidad personal de ver otros textos más allá de la gran pantalla. Finalmente, un toque de atención: como habrán visto, el nombre de J. J. Abrams aparece varias veces en este post. Yo creo que se perfila como el Spielberg de su generación, no tanto por su capacidad de romper la taquilla sino por su estilo narrativo. El tiempo dirá si el creador de Lost, Fringe y Cloverfield -entre otras producciones- termina ocupando un lugar que también le disputa Peter Jackson.

Este año me quedé con las ganas de ver Eva pero espero poder darme el gusto en breve. Tampoco vi las dos pelis de superhéroes (Capitán América y Green Lantern), aunque no creo que entren en la categoría de ciencia ficción. Y para el 2012 se anuncian remakes (When Worlds Collide, Total Recall, The Incredible Shrinking Man), películas apocalípticas en sintonía con el año (Afterburn), viajes en el tiempo (The 25th Reich), más zombies (Astro Zombies: M4 - Invaders from Cyberspace), virus (The Waters: Phase One) y demás lugares comunes de la ciencia ficción que tanto nos apasionan.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger PGS said...

Buen análisis de la cosecha del 2011. Coincido con la mejor, de las pocas que he visto en pantalla grande. No fui a ver Contagio, me marco tu comentario. Tienes que ir a ver Eva, excelente fotagrafia, buena ambientación y planteamiento, pero... se deja llevar por el drama emocional. Los efectos especiales de ambiente retro fueron premiados en Sitges, una razón más para ir al cine. Seguro que estará en tu top3 del año. Intentaré ver Apollo18.
Un abrazo y recuerdos a la family.

diciembre 08, 2011

 
Anonymous gatochino said...

Me atrevo por eso con un solo comentario. No he visto Super8, pero a mi Star (Abrahams) Trek me pareció decepcionante, por el poco respeto que le tiene al mito y a la historia original.

Respecto al top 100, creo que la palma debería de ser para Solaris :-)

diciembre 08, 2011

 
Blogger Carlos A. Scolari said...

A mi me gustó STAR TREK de JJ Abrams. Será porque nunca me entusiasmó la serie original...

diciembre 08, 2011

 
Blogger revistaerratas said...

tembien se pueden ver luces de "el día de la marmota" o "perdido en el tiempo" en Código Fuente.

diciembre 09, 2011

 
Blogger Pablo de Castro said...

Nunca es sencillo saber con certeza como considerar si una peli es de 2011 o de 2012, depende de las fechas de estreno en cada sitio, pero 'Another earth' es un contraejemplo a la afirmación de que la cosecha ha sido floja este año...
http://io9.com/5822258/secrets-of-another-earth-the-science-fiction-movie-that-rocked-sundance

diciembre 09, 2011

 
Blogger Carlos A. Scolari said...

No conocía ANOTHER EARTH, habrá que darle una ojeada. La idea de un planeta paralelo ya apareció antes en la ciencia ficción; si no recuerdo mal, un episodio de THE TWILIGHT ZONE había tocado el tema. Gracias por el dato!

diciembre 09, 2011

 
Anonymous Luis (Addkerberos) said...

Dos grandes películas del 2011 que considero marcan huella para la historia del género de ciencia ficción y curiosamente no se incluyen en la lista:

Melancholia, de Lars von Trier. El colapso de un planeta gemelo al de la tierra, algo así como una anti-tierra es un tema ocasional del género y recuerdo el cuento "Minus planet" de John D. Clark. El tema es tratado elegantemente y a la altura que la ciencia ficción se merece.

El árbol de la vida de Terrence Malick, que algunos han llegado a considerar de una pertinencia similar a 2001, Odisea al Espacio, nos recuerda el vaticinio de J.G.Ballard cuando decía que la ciencia ficción dejaría de enfocarse en los viajes al espacio exterior para volcarse a los viajes al espacio interior: ¿Y qué mejor viaje al espacio interior que preguntarse, a partir de la sensación de una definitiva pérdida, sobre el origen de la vida en el universo?


Una película más, que faltó también en el balance; esta sí de carácter más modesto, aunque definitivamente una de las mejores películas de este año que culmina:

The Adjustment Bureau, titulada como "Agentes del destino", protagonizada por Matt Damon y EMily Blunt, y basada en la historia de Philip K. Dick "The adjustment team".

La película tiene la virtud de sumergirnos en el mundo Philipdickiano y presentarse como una apasionante historia de aventura teológica.

Del balance puedo decir que El Planeta de los simios me pareció una genial precuela, muy recomendada para los amantes del género años después de la decepcionante adaptación de Tim Burton.

Y super 8 fue un regalo para los melancólicos que extrañábamos las míticas películas de finales de los 80's, principios de los 90's... Me encantó, sobre todo, el corto que acompañó los créditos del final: "The case", un homenaje delirante a las serie-B de zombies!

Saludos.

diciembre 10, 2011

 
Blogger Carlos A. Scolari said...

Gracias por los aportes... necesitaré otro año para ver todo lo que no ví este año!! A mi también me encantó el corto final de SUPER 8. "Agentes del destino" pinta bien, todo lo que viene de Dick es prometedor.

diciembre 10, 2011

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home