hit counter script .comment-link {margin-left:.6em;}

24 noviembre 2011

Carta abierta a mis alumnos Uvic. No hay cambio sin implicación.


Este texto es una adaptación a un correo electrónico que envíe esta mañana a un grupo de mis alumnos UVic de comunicación. Tengo tres grupos de trabajo de 40 alumnos cada uno, dos funcionan como he planificado, pero con uno de ellos no consigo que la dinámica del curso sea la esperada, y por eso este mensaje a este grupo en particular, que quisiera compartir (eliminando los detalles particulares) con nuestros lectores de digitalismo.

Quisiera hacer una reflexión en voz alta para todo el grupo. Ayer lo conversamos en clase ante los pocos presentes, pero considero productivo ampliar el debate. No estoy conforme con el funcionamiento del grupo. Como ya he expresado en varias oportunidades, mi filosofía de trabajo no será nunca obligar a los alumnos a asistir a clase, sino a potenciar vuestra propia automotivación para compartir ideas juntos. Percibo ausencia de ética del esfuerzo, donde el buen trabajo encarna la excelencia. Asumo mi parte de responsabilidad en todo el proceso. Puede que no esté trabajando correctamente e intentaré modificar algunas acciones en los dos meses que quedan de clases, pero percibo que tampoco existe interés en escuchar las ideas de vuestros propios compañeros. 

El promedio de asistencia a clase de las últimas semanas no supera nunca el 25% de los alumnos matriculados. En la clase de ayer algunos compañeros debían exponer su Speaker Corner y sólo asistieron los alumnos a los que le correspondía exponer. Sólo ellos. No había nadie en clase que ya hubiera expuesto. Alumnos que van a clase sólo cuando deben exponer ellos y se ausentan cuando exponen sus compañeros. Las tareas diseñadas en clase no son para el profesor, sino para compartir entre alumnos. El aprendizaje es compartido o NO es. Pueden que no les guste su profesor, pero ¿tampoco les hace ilusión escuchar a sus compañeros?

(...) Una alumna me ha señalado en la clase de ayer que “necesitaba mayor motivación”. Error! La motivación no debe ser a propuesta de terceros, debe salir de vosotros mismos, sin que exista obligación alguna, ni exámenes, ni asistencia exigida, ni exposiciones. Sino ganas de crecer profesionalmente y de brillar. Yo estoy muy motivado con lo que hago, pero si me invitaran a jugar al golf (por decir una tarea que no me motiva), no podría pretender que el caddy me motive, porque aprender golf no está entre mis prioridades. Pero vosotros han elegido estar aquí y han escogido esta formación. La motivación debería ser anterior al inicio de mi curso. Eso he intentado analizar en las primeras dos sesiones de clase (la presentación cabecera es la sesión introductoria), pero la motivación siempre es automotivación o no es nada, y nunca debe estar basada en las obligaciones que un profesor impone. Estoy convencido de ello en base a más de 15 años de experiencia docente universitaria en varios países. Creo que la educación formal ha hecho un gran daño en algunos de vosotros, que están convencidos que ir a la universidad es “ir a aprobar” y “pasar de año”. Nada más equivocado. La mejor experiencia académica es la de compartir las ideas entre vosotros, cuestionar la autoridad del docente, descubrir, pensar/hacer en los bordes de la disciplina, diseñar redes profesionales y ganar en visibilidad, entre otras acciones que nada tienen que ver con aprobar o suspender. Hasta algún estudiante me ha llegado a decir que “hacer 100 tweets en 3 meses era mucho trabajo.” Una verdadera ética del esfuerzo trasciende la anecdótica tarea de construir vuestra voz y visibilidad en las redes sociales. Un estudiante de comunicación debería hacerlo sin que siquiera yo se lo pida.

Soy un convencido que las universidades deben innovar sus estrategias de enseñanza, su diseño curricular y hasta el diseño físico de los espacios, para facilitar un nuevo tipo de interrelación con los alumnos que privilegie la pertenencia, potenciando el trabajo en equipo, la autoformación y la formación continua. Pero también los propios estudiantes deben cambiar su actitud y mentalidad. Transformar la cultura de la queja en ética del esfuerzo. Existen alumnos que viven su proceso universitario como una estrategia de supervivencia bajo el mínimo esfuerzo. Otros alumnos basan su experiencia en el deseo de autoconstruirse y de emprender, más allá de las evaluaciones rutinarias. Como analiza Blum (2009), los estudiantes arrastran como un enorme peso el proceso de la evaluación y pierden de vista el objetivo de aprender en base al ensayo y error. Así, su principal meta es aprobar, y limitan al mínimo la interacción real y extracurricular con los profesores en pos de ese objetivo. Y allí creo que radica el principal problema en nuestra experiencia académica. Ojalá haya tiempo para cambiar! Seguiré sin obligarlos a venir. Pero desearía que asistan por voluntad propia y que lo hagan con compromiso y voluntad de participación. Ojalá lo consigamos, juntos.
 

Etiquetas: , , , , , ,

20 Comments:

Anonymous alumna X said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

noviembre 24, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

En este blog no se permiten los comentarios anónimos.

noviembre 24, 2011

 
Anonymous ARIADNA SANZ GIMÉNEZ said...

"Una alumna me ha señalado en la clase de ayer que “necesitaba mayor motivación”. Error! La motivación no debe ser a propuesta de terceros, debe salir de vosotros mismos, sin que exista obligación alguna, ni exámenes, ni asistencia exigida, ni exposiciones. Sino ganas de crecer profesionalmente y de brillar."

Mis palabras tergiversadas, mi único derecho democrático apisonado...

noviembre 24, 2011

 
Anonymous ARIADNA SANZ GIMÉNEZ said...

Mis palabras textuales fueron: Hugo, ya que tu estás tan motivado (cosa que admiramos) porfavor, intenta trasladar ese ímpetu a tus alumnos. Lo que viene a significar: enséñanos aquello que hace que tus ojos brillen, y haz que los nuestros resplandezacan.. Porvavor no nos los apagues a aquellos que vivimos con la motivación como lema de vida!

noviembre 24, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

Gracias Ariadna por tu comentario. Yo intento trasladar mi ímpetu a los alumnos, a veces lo consigo, a veces no. Pero insisto que la motivación es AUTOmotivación o no es nada. El aprendizaje es AUTOaprendizaje siempre, y ganas de descubrir por cuenta propia. La educación enciclopédica y de transmisión de información está totalmente obsoleta. Es muy dificil motivar a alguien que no le encuentra sentido a una tarea o está muy desmotivado previamente. Reconozco que parte de la tarea de un profesor es la motivación, pero es un trabajo de dos, del profesor y del alumno. la seguimos en clase...

noviembre 25, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

No está permitido en este blog hacer comentarios anónimos e irrespetuosos hacia sus autores o terceras personas. Todo comentario crítico con las opiniones vertidas en este blog -pero firmado y respestuoso con personas y expresiones- será bienvenido.

Es una clásica norma de estilo de la conversación en blogs. Atentamente. Hugo

noviembre 25, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

Recomiendo la lectura de esta breve entrevista de mi colega digitalista Carlos Scolari.

Formar una nueva generación de maestros con otro tipo de mentalidad.

Educación y Tecnología.
http://www.youtube.com/watch?v=eSVhHen4-ws

noviembre 25, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

El sabor es un proceso colectivo basado en el diálogo."

http://www.youtube.com/watch?v=eSVhHen4-ws

noviembre 25, 2011

 
Anonymous Anónimo said...

Aqui hi ha censura... Llibertat d'expressió!!!!!!!

noviembre 25, 2011

 
Anonymous Anónimo said...

Autor (?), gurú digital(?)... camandulero o vendedor de falsos elixires. Déjese de citas copiadas de agenda Myrga e imparta docencia de manera profesional. Para eso le pagan y mucho.

noviembre 25, 2011

 
Anonymous Anónimo said...

Pardo, se li ha desmontat el xiringuito. Típic dels argentins.

noviembre 25, 2011

 
Blogger Subjetividad Liberada said...

Ah... los estragos del constructivismo. No creo que el aprendizaje sea autoaprendizaje o nada. También existe el aprendizaje colaborativo. Por otra parte la motivación que pueda aportar el docente es importante. Fenstermacher y Soltis (1999), al referirse al enfoque ejecutivo plantean que una de las características deseables más importantes en los docentes que lo adoptan es su capacidad de motivar.

http://subjetividadliberada.blogspot.com/

noviembre 26, 2011

 
Blogger Carlos A. Scolari said...

Como co-editor de este blog he decidido que, a partir de ahora, todos los comentaristas deben registarse. Dada la inmadurez de algunos comentaristas, es la única manera de mantener una conversación enriquecedora y transparente. Disculpen por la molestias.

noviembre 26, 2011

 
Blogger Carlos A. Scolari said...

Más información sobre el sistema de registración/reconocimiento OPEN ID aquí: http://openid.net/get-an-openid/what-is-openid/

noviembre 26, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

Un alumno/a ha decidido faltarme el respeto y agredirme en forma anónima desde nuestro propio blog. Una lástima! Amo la docencia y me pone muy triste. Como en cualquier blog profesional, los comentarios anónimos e irrespetuosos se eliminan. He decidido dejar alguno para observar el tipo de agravios, pero han habido muchos más.

"Recuerda que un guerrero no detiene jamás su marcha", decía una canción de Spinetta Jade. Somos guerreros de esta profesión y en ello seguiremos!!

noviembre 26, 2011

 
Blogger -l- Lara -l- said...

Yo me quedo con la frase "nuestra pereza y cobardía tienen la culpa de que el mañana y el ayer sean iguales".
En especial se la dedico al anónimo, que encima de no dar la cara, en lugar de estar haciendo lo que tendría que estar haciendo -léase gastar los codos y aprender (buenos modales)- se dedica a hacer de troll.
No sé, pero con un mensaje así no aporta nada constructivo, y, sobre todo, se delata a sí mismo. Criticar sin fundamento, repartiendo rabia gratuita. Hugo fue mi profesor, está bien, uno puede perder los estribos cuando suspende, o tiene que repetir un trabajo 80 veces. Pero si eso no lo hacen los docentes (los docentes de calidad, con vocación), después la realidad espera ahí, a la salida de la universidad para ponerle un puñetazo bien puesto en la cara. Más en el mundo de hoy, o destacás por lo que podés aportar con tus ideas y conocimiento, o desaparecés por puras leyes darwinianas. Pasa que ahí entra en juego la otra variable expuesta por Borges: la pereza. Si claro, nos afecta a todo, pero la receta para combatirla tiene que salir de uno mismo, o de ciertos docentes. Sea quien sea a quien le hagas caso, te haces un favor. Para conseguir algo, o te esfuerzas un poco y das lo mejor que puedes dar, o buscate un puente confortable, que te sirva de techo. Nadie te va a regalar nada. Bueno, me desahogué. Me irritan la falta de criterio y las faltas de respeto.

noviembre 26, 2011

 
Blogger jorge said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

noviembre 27, 2011

 
Blogger jorge said...

Saludos desde México, sigo este blog, he leído las publicaciones de Hugo y de Carlos Scolari… no imaginan el privilegio que sería para mí tomar un día de clases con ellos, los admiro.

Ojalá que los alumnos recapaciten y en vez de criticar a los docentes, identifiquen vías para mejorar en conjunto su relación.

Yo también soy docente y al igual que Hugo comparto que el aprendizaje depende en gran medida del alumno, si él no está convencido y seguro de lo que está estudiando, será como una piedra.

Finalmente, comparto lo siguiente: académicamente hablando a los alumnos los podemos obligar a realizar infinidad de actividades; sin embargo, lo único que no podemos obligarlos es a pensar…

Saludos cordiales, Jorge Espinoza Colón

noviembre 27, 2011

 
Blogger Roberto said...

Hola, saludos desde el Perú.

Yo vengo trabajando en esto de las nuevas tecnologías desde hace 10 años. Y como profesor universitario ya voy por el tercer año. También hago talleres en colegios, porque me interesa la transferencia tecnológica tanto de profesor a alumnos y viceversa.

Una cosa que me interesó harto de lo que escribe Hugo es lo del daño de la educación formal y cómo no es algo que solo se ve en Perú, Argentina, sino en varios varios países. Eso porque a veces me encuentro con alumnos que me preguntan por qué hago "enseñanza experimental". No lo sé, no puedo hacerla de otra forma. Y también creo que la enseñanza, sobre todo la enseñanza superior, es un tema de automotivación y disciplina. Y claro, ahora con estos talleres en colegios me entero que los profesores siguen con la cantaleta de la autoridad que dicta y alumnos que repiten en sus cuadernos: cero creatividad, cero creación. El aula es una aburrida pieza de museo.

Se genera así una lógica perversa, con alumnos que solo quieren su nota y no crear, inventar, descubrir.

Una lástima.

noviembre 28, 2011

 
Blogger Hugo Pardo Kuklinski said...

Exacto Roberto! Has captado la esencia del artículo. En un grupo hay alumnos buenos y malos, pero en los grupos débiles (pedagógicamente hablando) lo que predomina muchas veces es "los alumnos que solo quieren su nota." y no les preocupa la experiencia, el debate de ideas, la polémica, el pensar/hacer y otros valores que cuesta trasladar al aula. La seguimos..

noviembre 28, 2011

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home