hit counter script .comment-link {margin-left:.6em;}

08 noviembre 2006

Blogs, web 2.0 y las preguntas que debemos terminar de definir.

Especial e-week 2006 / Universitat de Vic

La mesa redonda sobre blogs, web 2.0 y la democratización de Internet que se desarrolló esta mañana en la e-week - Setmana Digital a Vic sirvió para evidenciar las dificultades que tenemos a la hora de definir un conjunto de preguntas pertinentes sobre las transformaciones que afectan a la sociedad. Todos los panelistas, cada uno a su manera, coincidieron en señalar que las tecnologías participativas son importantes pero que no debemos esperar grandes revoluciones políticas a partir de ellas.

levy Veamos con un poco más de detalle las exposiciones. La mesa redonda la abrió José Luis Orihuela, uno de los bloggers más reconocidos de Iberoamérica. Según el autor de www.ecuaderno.com los blogs no generan necesariamente una web más democrática. Si bien la web admite una lectura política (por ejemplo la pregunta sobre quien gobierna la web, la cuestión de los derechos y libertades, etc.), no todo lo que ocurre en la web tiene dimensión política. Hay cosas que tienen más que ver con el conocimiento que con la política.
A Orihuela le interesó desmitificar algunos de los discursos sobre las tecnologías participativas. En la primera parte de su presentación este profesor de la Universidad de Navarra dejó caer algunas cifras:
- Hay en el mundo 57 millones de blogs
- Se crean 100 mil nuevos blogs por día
- La blogosfera se duplica cada 230 días
A partir de estas premisas Orihuela pasó revista a los valores básicos de la democracia desde la perspectiva de los blogs: la autoridad (por ejemplo los debates dentro de la Wikipedia o la situación del ICANN), la participación en la gestión de la cosa pública (por ejemplo los desequilibrios en la distribución de los usuarios dentro de la red), las garantías (por ejemplo el avance del movimiento de la “net neutrality”) y el control (por ejemplo los blogs como dispositivo de control de los nuevos medios).
Según Orihuela es una ilusión pensar que en una gran conversacion se terminen imponiendo los mejores argumentos. A modo de propuesta, él defiende la necesidad de mejorar la calidad de los contenidos, aumentar la creación de comunidades, defender las libertades y evitar las manipulaciones.

Web 2.0, democracia 3.0… no nos encontraremos de frente a los cuentos del nuevo milenio? Giuseppe Granieri, reconocido blogger italiano (www.bookcafe.net) y autor, entre otras obras, del best-seller “Blog Generation” comenzó su presentación analizando el discurso sobre las tecnologías en el contexto de la difusión acelerada de la web. La parte más interesante de la presentación de Granieri llegó cuando deconstruyó las diferentes definiciones y propiedades de la Web 2.0. y las encuadró dentro de una “pequeña historia de la complejidad”. Si la democracia nació con la escritura, y la imprenta generó una democracia 2.0 donde se incrementó el peso de las instituciones en detrimento del contacto personal directo, en la sociedad digital la democracia 3.0 cambia la representatividad. Ahora la tecnología se utiliza para gestionar la complejidad de las voces personales. La democracia, según Granieri, es la lucha de la tecnología por dominar la complejidad.

Y llegamos al tercer orador. Thomas Burg es el creador de las Blogtalks, uno de los principales eventos europeos sobre el tema. Su presentación en la eWeek estuvo centrada en la oposición entre instrumentos (tools) y aparatos (apparatus). Para Burg los instrumentos, al desarrollar nuevos conceptos en su propio lenguaje, se convierten en aparatos. El contenido, ahora, son las relaciones.
Burg marcó inmediatamente distancias respecto a las lecturas acríticas que caracterizan a la cultura californiana. Más adelante llamó en causa a Fukuyama (no era necesario) y, ya en las conclusiones, reinvidicó que la Web 2.0 es mucho más que los blogs. Burg también señaló que el software social está entrando en el mundo de los negocios (e indicó que es subutilizado para finalidades políticas y educativas).
Una de las metáforas fuertes que nos dejó Burg fue aquella donde se presenta a los nuevos medios como monstruos,. Reaccionamos de frente a ellos de cuatro maneras: los adoptamos alegremente, los rechazamos, nos asimilamos a ellos o los adaptamos a nuestras necesidades.
Para terminar, Burg se despidió con una tesis: el “social software” no es intrínsecamente democrático, sino otro instrumento (tool) de comunicación. El “social software” nos dará una nueva idea de la sociabilidad, en un contexto donde las grandes compañías seguirán teniendo un rol dominante.

Como vemos, los enfoques y puntos de vista fueron variados. Si bien todos los participantes compartieron una visión que podemos definir crítica, a mitad de camino entre el apocalipticismo frankfurtiano y el optimismo californiano, todavía tendremos que organizar unas cuantas conversaciones antes de poner a foco el objeto de nuestros discursos y obsesiones.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger hugo pardo said...

Recomiendo el explosivo post de Adolfo Estalella sobre esta conferencia. Abre aún mucho más la polémica y lo estimo constructivo.


http://estalella.wordpress.com/2006/11/08/%e2%80%9cno-todo-el-mundo-tiene-derecho-a-bloguear%e2%80%9d/

noviembre 09, 2006

 
Blogger hugo pardo said...

Y para contextualizar más el debate, va el enlace a la presentación de José Luis que acabo de descubir en su ecuaderno. http://www.ecuaderno.com/2006/11/08/e-week-2006-mi-presentacion/

noviembre 09, 2006

 
Anonymous Karpicius said...

en Web2, accesibilidad y las cuentas pendientes (www.karpicius.com.ar)

Carlos Solari en su relato sobre la ponencia de Giuseppe Granieri nos dice:

"... La parte más interesante de la presentación de Granieri llegó cuando deconstruyó las diferentes definiciones y propiedades de la Web 2.0. y las encuadró dentro de una "pequeña historia de la complejidad"...".

noviembre 17, 2006

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home